Difícil de Tragar

For English, click here.

Querida Lindsey,

Mis embarazos, aunque todos repuestas a años de oraciones, no eran siempre el deleite que pensaba yo que serian.  Durante uno de mis cuatro embarazos, mis días empezaban con  malestar estomacal matutino, que por alguna razón, parecía no entender cuando dejaba ser de mañana.

Una vez mientras mi hijo de 2 años y yo almorzábamos, el malestar “matutino” llego justo después de ingerir el alimento.  Rápidamente corrí al baño, tirando al piso mi bolsa y de paso a mi hijo mientras tomaba el recipiente.   Despues que había pasado todo volvi la cara al niño para disculparme.

Me vio a la cara y me dijo “¿Mami, aun te está enfermando el bebe en tu panza?”

“Si… Creo que si…”  Le conteste, mientras limpiaba el sudor de mi frente.

“Bueno, entonces… ¿para qué te lo tragaste?”

Sonrisas

Terri

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s